Investiciencias.com

Cuando las células se enferman

Cuando las células se enferman 

08 agosto 2004

 Una nueva asociación pretende difundir información acerca de un grupo de enfermedades poco conocidas.

 

Las enfermedades de depósito lisosomal son consecuencia de una deficiencia en las células encargadas del reciclaje en el organismo.

 

Visitar a un médico por síntomas al parecer tan inofensivos como una anemia, un sangrado, una inflamación abdominal o dolor en los huesos es algo normal. No hay enemigo pequeño, y por comunes que sean los anuncios de una enfermedad, detrás de todas estas dolencias es posible que haya algo más grande
 
, y aun peor, ignorado.

En el idioma de los médicos, un mal raro es conocido como una enfermedad de baja frecuencia. Y este es el caso de las enfermedades de depósito lisosomal. El cuerpo humano tiene unas células conocidas como macrófagos, que se comen las células desgastadas y las degradan en los lisosomas, unos aparatos de la célula que funcionan como plantas de reciclaje. Gracias a unas enzimas, los macrófagos se encargan de digerir las células dañadas hasta convertirlas en unas moléculas que el organismo luego recicla.

En las personas que padecen las enfermedades de depósito lisosomal estas enzimas no funcionan correctamente y son incapaces de desechar los compuestos, lo que hace que éstos permanezcan almacenados dentro de los lisosomas. Los macrófagos empiezan a aumentar de tamaño y luego se acumulan, por ejemplo, en el hígado, el bazo, los pulmones, los huesos y la piel, lo que trae consigo graves consecuencias.

Con el fin de trabajar de la mano de pacientes y médicos en el diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades en Colombia se creó Acopel, la asociación que agrupa a aquellos que padecen enfermedades de depósito lisosomal. "Nuestra entidad brinda orientación médica y sociológica a los pacientes y sus familias. Además nos encargamos de ofrecer asesoría para que accedan a los tratamientos", explicó Luz Victoria Salazar, presidenta de Acopel.

Y es que para los cerca de 40 tipos de enfermedades de depósito lisosomal apenas se han descubierto tratamientos para cuatro de ellas: Gaucher, Fabry, MPS y Pompe. Todos estos males los provoca una falla genética que se manifiesta cuando el paciente hereda el gen defectuoso tanto de su padre como de su madre, quienes no necesariamente desarrollan la enfermedad por tratarse de un gen recesivo.

Por falta de conocimiento es posible que muchas personas padezcan alguna de las enfermedades de depósito lisosomal y tengan diagnósticos equivocados o desconozcan la existencia de tratamientos, como le ocurrió a Francisco Triana, un joven de 15 años. Tenía continuos sangrados, dolores en los huesos, el estómago hinchado y problemas de crecimiento. Los médicos pensaban que la única solución era extraerle el bazo, pero luego de consultar una segunda opinión se llegó a la conclusión de que el joven sufría de la enfermedad de Gaucher. Ahora, luego de una acción de tutela, está en tratamiento.

Se calcula que una de cada 100.000 personas sufre de estas enfermedades y en Colombia se han detectado 65 casos. No existe una cura pero es posible detener su avance e incluso que el paciente logre mejorar. "El tratamiento es una terapia de reemplazo de enzimas, que es un poco costoso pero trae grandes beneficios. Ya hay 40 pacientes que lo reciben y el resto está a la espera de fallos de tutela. Otros cuantos han tomado distancia", explicó Salazar.
 
Artículo tomado de: http://www.semana.com/vida-moderna/salud/articulo/cuando-celulas-enferman/67370-3- Visitado el 26 de nero de 2014- 8:00 p.m.

FUERZA:

En nuestra vida constantemente estamos realizando fuerzas, pero, no significa que necesites un esfuerzo físico mayor para ello, es decir, cuando levantas la cuchara para comer, cuando cierras un libro, cuando escribes, estas aplicando una fuerza a estos objetos. También cuando levantas pesas u otro objeto pesado.

La fuerza es un tirón o empuje que cambia el estado de un cuerpo (recuerda que cuando hablamos de cuerpo nos referimos a cualquier objeto) y este cambio de estado no es aquello de evaporación y todas esas cosas, el cambio de estado en este caso es el movimiento o quietud que tiene el cuerpo al que se le aplica la fuerza. Para que me entiendas mejor, te doy un ejemplo. Si estas jugando con un balón y éste biene rodando hacia ti y tu lo detienes, le aplicaste una fuerza en la que cambiaste su estado de movimiento a quietud.

Cuando lo lanzas nuevamente aplicas una fuerza en la que cambias su estado de estar quieto a moverse. Ahora bien, no significa que las fuerzas solo funcionen para mover o dejar quieto un cuerpo, también actúan para deformarlo, por ejemplo, cuando doblas un alambre, cambiaste su estado y aplicaste una fuerza. Si quieres restaurarlo debes aplicar nuevamente una fuerza.

Existen varios tipos de fuerzas, éstas pueden ser de contacto o a distancia.

Las fuerzas de contacto son aquellas en las que tienes que tocar directamente el cuerpo para deformarlo o cambiarlo de estado.

Las fuerzas a distancia actúan sobre un cuerpo sin tocarlo, por ejemplo la fuerza de gravedad.

Te cuento que sobre un cuerpo pueden actuar varias fuerzas al mismo tiempo y cada una tiene un efecto diferente sobre el objeto, por esto se hace necesario diferenciar las fuerzas con símbolos. El símbolo para representar una fuerza es la flecha. El tamaño: que indica la intensidad de la fuerza, entonces entre más grande es la flecha mayor es la fuerza. La dirección de la flecha: indica si la fuerza se ejerce de manera horizontal, vertical u oblicua.

 

 

 

Máquinas

 

 

 

Las máquinas pueden ser:

 

PALANCAS: En esta imagen puedes observar una palanca, en este caso la barra es la palanca y tiene tres partes, la letra F simboliza el punto donde aplicas la fuerza. La O es el punto de apoyo y la Q es la resistencia, que aplica la fuerza que se debe vencer.

 

[palanca.gif]

Todas las palancas tienen estas tres partes y dependiendo de donde se encuentra cada parte, se puede decir que hay palancas de primer género, palancas de segundo género y palancas de tercer género.

CUÑAS: Las cuñas se encuentran formadas por dos planos inclinados. Este tipo de áquina nos sirve para cortar objetos, por ejemplo un cuchillo.

POLEA: Consiste en una rueda con un surco entre los bordes por el que pasa una cuerda, esta máquina ayuda a levantar objetos muy pesados sin hacer mucho esfuerzo.

PLANO INCLINADO: Esta máquina es una rampa por la que se pueden subir o bajar cuerpos, realizando un menor esfuerzo. Otro ejemplo de plano inclinado son las escaleras.

 

 

 

 

 

                                                                                                                         Recurso elaborado por: Sismay García B.

 

Recurso toamdo de:http://www.juntadeandalucia.es/averroes/recursos_informaticos/andared02/maquinas/